El edificio de los chilenos

Somos los detectives de nuestro padres. La directora revisa cartas y fotos de su pasado para entender qué fue lo que pasó.

O el extraño mundo de nuestros padres

(Publicado el el Artes y Letras, El Mercurio, el 25 de septiembre, 2011)

Es cierto que hemos comentado muchos documentales en este espacio últimamente, pero también es cierto que el documental chileno vive días de especial intensidad. Y si hay uno que no se puede dejar de considerar entre los mejores estrenos del año es El edificio de los chilenos, de Macarena Aguiló (con co-dirección de Susana Foxley). Ganadora del Fidocs 2010, la cinta aborda el Proyecto Hogares, creado por el MIR en el marco de la Operación Retorno. Cuando en 1978, la dirigencia del MIR comienza a incentivar el retorno clandestino a Chile de sus militantes exiliados decide dejar a buena parte de sus hijos en una comunidad, al cuidado de “padres sociales”. El objetivo era resguardar la integridad física de los niños y darles a los militantes la libertad para moverse en la clandestinidad. La consecuencia fue que cerca de 60 hijos de militantes comenzaron a vivir, todos juntos, a cargo de unos veinte “padres sociales”, primero en una casa de campo en Bélgica y luego en un edificio en el barrio de Alamar, a media hora de la Habana. Aguiló fue uno de esos niños, de forma que el documental es también una suerte de investigación sobre su propio pasado o, mejor dicho, del pasado de sus padres. Nunca se aplicó mejor la idea, creo que sintetizada de esta manera por Fabián Casas, de que los hijos son detectives de sus padres.

Han pasado apenas 30 años del Proyecto Hogares, pero parece que hubieran pasado dos siglos. El planeta donde se gestó y se llevó adelante por cerca de cuatro años, parece uno muy lejano de la Tierra. Y, sin embargo, ahí están los testigos, los testimonios. La cinta tiene la astucia de no cargar las tintas, de evitar los juicios severos, pero hay momentos en que es inevitable sentir ciertos escalofríos. Ahí está el ex militante, de colorida camisa, que mientras cuenta como dejó a su guagua de ocho meses en manos del proyecto, se quiebra y pide que detengan la grabación. Ahí el corto de animación que realiza uno de los compañeros de Aguiló, que a las finales es una historia de puro desarraigo. Ahí el otro compañero que siempre aceptó que sus padres querían un mundo más justo y los apoyó sin condiciones hasta hoy. Ahí está la madre de Aguiló tratando de explicar cómo se dieron las cosas, sin que el brillo de su inteligencia sea suficiente para explicarlo del todo. La misma Aguiló tiene la astucia de abrir la película con una breve escena en que aparece su propio hijo. Es una escena muy cotidiana, que pasa casi desapercibida, pero habla por contraste de lo que veremos: padres que voluntariamente dejaron a sus hijos, que cambiaron el calor del día a día por la lucha y una relación epistolar.

El tono leve, sin énfasis, con que Aguiló lleva el relato es engañoso. Te puede pillar volando bajo. Porque por su cinta pasa, nada menos, que la historia del siglo XX, una historia que terminó por dejar heridas muy concretas. Los rostros que muestra contienen aún los ecos de sus perturbaciones políticas, ideológicas y militares. Los dilemas que plantea no tiene respuestas ni rápidas ni precisas. A las finales, quizás, la película se alinea con la vieja idea de Tolstoi respecto a que las vidas de los hombres, si se miran suficientemente de lejos, no tienen libertad alguna. Terrible como suena para nuestra preciada individualidad, todos somos prisioneros de la gran marea que es el momento en que nos tocó vivir.

El edificio de los chilenos
Dirigida por Macarena Aguiló
Codirigida por Susana Foxley
Documental
Chile, 2010
96 min.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: