El artista / The Artist

Berenice Bejo, como Peppy Miller, en El artista, una cinta que, sin ser una obra maestra, tampoco es la basura que la gran mayoría de los críticos dicen que es.

Calladito se ve más bonito
(Publicado en Artes y Letras, 26 de febrero, 2012, antes de que se conociera la entrega de los premios Oscars 2012, donde El Artista se llevó 5 Oscars)

Por Ernesto Ayala
Solemos darle más importancia al contexto del que lo merece. Que El artista, una película francesa, esté postulada a diez premios Oscars la convierte, a ojos de muchos, en algo distinto a lo que realmente es. Pero, aclarémoslo bien, para que no haya confusiones: los premios Oscar son una gran estrategia de marketing que la industria del cine estadounidense monta para promocionarse a sí misma. No es haya algo de malo en eso. La industria de la publicidad también trata de celebrarse así misma en Cannes y, por suerte, aún está muy lejos de obtener el glamour y la recepción del Kodak Theater. Bien por Hollywood que los Oscars aún sea un evento que causa expectación. Otra cosa es creer que la Academia de verdad premia a las mejores películas del año. Eso es estar un poco perdido. La mayor parte de las veces ni siquiera premia a la mejor película de la pequeña lista que ella misma seleccionó. Si la calidad y los Oscars se topan es por simple causalidad, como dos ex novios que se cruzan en la calle. De manera que las diez nominaciones a los Oscars de El artista no debieran ponerla es un pedestal de oro, sino que recordarnos, tan sólo, la comprensible debilidad de la Academia por las películas que hablan sobre el cine, ya toda la entrega de premios es, decíamos, un gran acto de autopromoción y qué mejor para eso que películas que mitifican a las mismas películas, tal como otras dos ruidosas postuladas de este año: Hugo y Caballo de guerra.

Sin tanta faramalla, quizás hubiéramos estado más libres de cabeza para disfrutar de El artista, que no llegó para cambiar la historia del cine, pero sí es una película amable, astuta, algo cerebral, pero juguetona, más encantadora de lo que uno, con tanto ruido previo, imaginaba en un principio. La cinta cuenta la caída de George Valentín (Jean Dujardin), una galán del cine mudo que, al no querer sumarse al carro de las películas sonoras, toda una innovación técnica en 1929, termina por perder su fama, su dinero y su misma estabilidad mental. El chiste, porque la cinta tiene algo de chiste largo también, es que El artista luce justamente como una película previa a 1929, muda, en blanco y negro, con los diálogos escritos en cuadrados negros e, incluso, el formato 4:3, mucho menos rectangular que el wide screen de hoy. Sí, nadie podría negar que se trata de un pastiche que transpira nostalgia, armado sobre torres de guiños sucesivos, sin embargo, obtiene sus logros. No solo se las apaña con gracia para contar una historia sin apenas diálogos, sino que crea algunos momentos exquisitos, que hoy escasean en películas más tradicionales, como esas sucesión de tomas iguales pero levemente distintas en que George cruza un salón de baile una y otra vez. O ciertos “diálogos” entre él y Pepy Miller (Bérénice Bejo), la naciente actriz, en que el espectador adivina prácticamente todo lo que se dicen, lo que al mismo tiempo le hace sentir que buena parte de los diálogos de las películas actuales en realidad sobran. O las escenas de baile, que aparecen en pequeñas dosis aquí y allá, sin casi notarse, hasta que la secuencia final, donde Dujardin y Bejo, en una sucesión de planos abiertos y continuos, bailan a todo trapo, con una facilidad y una alegría que resulta una celebración en sí misma. Si uno espera una joya del séptimo arte, estos son quizás logros menores. Pero no lo son tanto si uno se deja llevar por el candor, que impostado y todo, alegran las imágenes de El artista.

El artista
Dirigida por Michel Hazanavicius
Con Jean Dujardin, Bérénice Bejo y John Goodman
Francia y Bélgica, 2012
100 minutos

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: