Secretos de estado / Ides of March

Promesas incumplidas

por Ernesto Ayala
(Publicado en Artes y Letras, el 25 de marzo, de 2012)

Con todo lo atractiva que resulta Secretos de estado a primera vista, su problema central está en que termina algo lejos de cumplir lo que promete. Su título en inglés –The ides of March– es una referencia directa a Julio César de Shakespeare, lo que pone a la cinta en territorio de lealtades, traiciones y muertes de reminiscencias trágicas y profundidades latinas, por no decir a estas alturas, míticas. En ese territorio, la película dirigida por George Clooney ciertamente no da el ancho. Desde un punto de vista más moderno, sin embargo, la cinta cumple bien al retratar algunos aspectos de “la interna” de una campaña presidencial, pero tampoco descubre mucho más de lo que hemos antes en películas como El candidato (1972) o Colores primarios (1998).

Esta vez el protagonista es un Stephen Meyers (Ryan Gosling), el jefe de prensa del gobernador Mike Morris (Clooney), uno de los dos candidatos demócratas que quedan en competencia durante unas primarias presidenciales. Meyers es rápido, trabajador, serio y para su corta edad tiene muchas campañas en el cuerpo. Si trabaja para Morris es porque, dice, cree que el hombre puede hacer una diferencia en el destino de la nación. Sin embargo, cuando el jefe de la campaña opositora (Paul Giamatti) lo invita a tomarse un café, no sólo acepta sino que parece dudar cuando éste le ofrece cambiarse de equipo. Más tarde, se dará cuenta de que ha caído en una trampa y que la que mezcla de ingenuidad y ambición con ha actuado se paga caro en el mundo de las campañas políticas. Por ahí están los mejores apuntes de la cinta: ¿Meyers cae más por ambición o por ingenuidad? ¿Es tan leal a Morris y a su jefe de campaña (Philip Seymour Hoffman) como pinta en un principio? ¿Por qué realmente está en política: por un ideal colectivo o por ambición personal? El lío de la joven en práctica y del secreto que se revela en la segunda mitad de la cinta hace avanzar la acción pero desvía el foco de estas preguntas y lleva la cinta hacia el terreno de lo obvio y de lo esperable: sí, los políticos mienten, especialmente cuando actúan mal. Vaya novedad. Para este tipo de observaciones, mucho más se revelaba en aquella escena de Colores primarios, en que el candidato en campaña (John Travolta) literalmente lloraba junto a un grupo de adultos que estaban recién aprendiendo a leer, ya que el esfuerzo y la valentía de estos adultos le traía a la memoria el recuerdo de un tío que tampoco había tenido la oportunidad de aprender a leer. Al poco andar, sin embargo, una vez que terminaba esta sentida reunión nos enterábamos de que el candidato en realidad nunca había tenido a ese tío.

Hay mil tensiones en una campaña política, entre las que las sexuales son posiblemente las menos relevantes y preminentes (aunque la prensa norteamericana insista en lo contrario). Las auténticas tensiones enfrentan los ideales con el pragmatismo, los valores del largo plazo con las necesidades del corto, los diseños estratégicos con la improvisación, los aciertos con los errores, el azar con los planes, la astucia con la sabiduría. Hay mucho que contar y la madeja narrativa tiene innumerables hilos para armarse. Cuando Secretos de estado entra en estos detalles, agarra vuelo y se afirma, ya que hay actuaciones, atmósfera y un guión con más de un logro. Cuando, en cambio, toma la ruta transitada –el candidato con un secreto oscuro, el chantaje, el engaño, etc- se torna predecible y fría. Es cierto que toda oportunidad en que pudimos acceder a cierto nivel de verdad y esta verdad no llega tiene algo de una oportunidad perdida.

Secretos de estado
Dirigida por George Clooney
Con Ryan Gosling, Paul Giamatti, Philip Seymour Hoffman y Marisa Tomei
Estados Unidos, 2011
101 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: